Rev Esp Endocrinol Pediatr

Rev Esp Endocrinol Pediatr 2017;8(1):61-61 | Doi. 10.3266/RevEspEndocrinolPediatr.pre2017.Jun.416
Respuesta a 'Comentario a: Documento de posicionamiento: Disforia de Gnero en la infancia y la adolescencia. Grupo de Identidad y Diferenciacin Sexual de la Sociedad Espaola de Endocrinologa y Nutricin (GIDSEEN)'
Response to 'Comment on: Positioning paper: Gender dysphoria in childhood and adolescence. SEEN Identity and Sexual Differentiation Group (GIDSEEN)'

Enviado a Revisar: 26 Jun. 2017 | _ACCEPTED: 26 Jun. 2017  | En Publicación: 5 Jul. 2017
Isabel Esteva1, Juan Pedro Lpez-Siguero2
1Endocrinologa y coordinacin. Unidad de Transexualidad e Identidad de Gnero. Hospital Regional Universitario de Mlaga. Instituto de Investigacin Biomdica. Mlaga
2Pediatra. Unidad de Transexualidad e Identidad de Gnero. Hospital Regional Universitario de Mlaga. Mlaga
Correspondencia para Isabel Esteva, Endocrinologa y coordinacin. Unidad de Transexualidad e Identidad de Gnero, Hospital Regional Universitario de Mlaga. Instituto de Investigacin Biomdica, Mlaga
E-mail: miesteva@wanadoo.es
E-mail: lopez.siguero@gmail.com

Estimados editores,

Hemos leído las reflexiones en la carta al director escrita recientemente como respuesta a nuestro documento de posicionamiento de 20151. Queremos incidir en que precisamente la intención de nuestro escrito era la reflexión, no un dogma ni estudio de certeza ya que este tema, especialmente en la atención sanitaria, para hacer afirmaciones, necesita de cohortes y grupos especializados. Los datos bibliográficos que eran mencionados en nuestro texto1 sobre desistencia y persistencia de la identidad cruzada, más que incidir en porcentajes, describen los factores  que contribuyen a su estabilidad o a su regresión y apelan a la necesidad de homogeneizar series de casos y hacer seguimiento prolongado especialmente si los menores son atendidos en edad pediátrica inferior a 12 años. 

La persistencia es mucho más evidente si los casos manifiestan o explicitan el GID en etapas ya peripuberales, la mención de la actitud prudente la hacen todos los autores durante  la edad infantil. La referencia de los autores de la carta a los datos de desistencia del Hospital Clínic y Hospital Ramón y Cajal no refleja que la muestra de ambos centros era referida sobre todo a edad adolescente. Obviamente los casos en seguimiento en las Unidades recuerdan en alta proporción su infancia ya con GID, pero ello no implica que los que consultan a edades muy precoces evolucionen a transexualidad persistente en edad adulta (para hacer esta afirmación hay que hacer estudios de seguimiento durante años y estudio de las pérdidas en dicho seguimiento).

Entendemos que el GID a esta edad existe, que debe ser contemplado y abordado con serenidad y con estrategias de afrontamiento y conductuales, en el seno familiar y escolar en edad pediátrica y debe contemplar otras terapias clínicas al iniciar la pubertad.

Referencias Bibliogrficas

1. Esteva I, Asenjo N, Hurtado F, Fernández-Rodríguez M, Vidal A, Moreno-Pérez O, Lucio MJ, López JP y Grupo GIDSEEN. Disforia de Género en la infancia y la adolescencia. Grupo de identidad y diferenciación sexual de la sociedad española de endocrinología y nutrición (GIDSEEN). Rev Esp Endocrinol Pediatr. 2015;6(1):45-48. Doi: http:dx.doi.org/10.3266/RevEspEndocrinolPediatr.pre2015.Mar.275.